Junta arbitral de consumo

Es el instrumento que las Administraciones Públicas ponen a disposición de los ciudadanos para resolver de modo eficaz los conflictos y reclamaciones que surgen en las relaciones de consumo.

La ley define el Sistema Arbitral de Consumo como el sistema extrajudicial de resolución de conflictos entre los consumidores y usuarios y los empresarios o profesionales a través del cual, sin formalidades especiales y con carácter vinculante y ejecutivo para ambas partes, se resuelven las reclamaciones de los consumidores y usuarios.

A través del Sistema Arbitral de Consumo las partes voluntariamente encomiendan a un órgano arbitral, que actúa con imparcialidad, independencia y confidencialidad, la decisión sobre la controversia o conflicto surgido entre ellos. Esta decisión, llamada laudo arbitral, es vinculante para ambas partes y tiene la misma eficacia que una Sentencia judicial.

La actividad de la Junta Arbitral de Consumo de la Región de Murcia, como órgano administrativo, se rige por lo previsto en el Real Decreto 231/2008, de 15 de febrero y en lo no previsto en dicha norma, por la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.

La Junta Arbitral de Consumo no sanciona ni multa a las empresas implicadas en la correspondiente reclamación.

La Junta Arbitral de Consumo de la Región de Murcia no puede intervenir cuando el reclamante no sea un consumidor final y cuando concurra intoxicación, lesión, muerte o cuando existan indicios racionales de delito.

Tampoco puede conocer de reclamaciones entre empresas o profesionales ni de reclamaciones entre particulares por adquisiciones de bienes o servicios.

La Junta Arbitral de Consumo de la Región de Murcia sólo puede intervenir cuando la empresa está adherida al arbitraje de consumo o cuando expresamente y por escrito lo acepte para un caso concreto que se le proponga.

Una vez que ambas partes han aceptado resolver su conflicto ante la Junta Arbitral de Consumo, no se puede acudir a la vía judicial sobre el mismo asunto.